2017: MI año

2017: MI año

Ya lo había anunciado en mis reflexiones de 2016: 2017 sería mi año. Pero, no sólo no me defraudó sino que, por mucho, superó mis expectativas. Ni en mis sueños más salvajes podía llegar a concebir un año como este, tan lleno de amor, aventuras, encuentros.

Los desencuentros, las cosas menos buenas…. quedan pequeñitas al lado de todo el amor que recibí estos doce meses. ¡GRACIAS!

Seguí profundizando en el feminismo. Me encendí con muchas injusticias. Sufrí mucho por mi país. Pero el corazón se me hinchó de amor irremediablemente. No lo pude evitar e incluso cuando pude, no quise.

Una reflexión y una disculpa: Quizás estuve demasiado ensimismada en muchos momentos. Quizás no estuve presente para algunas personas. Lo siento. Este año fui egoísta. Prometo ver más allá el próximo año y enfocarme en encontrar maneras de retribuir al mundo todo el amor que me brindó 2017. Fue mi año y cosas así sólo se viven una vez en la vida.

Seguimos en lo mismo: 2017 no fue mi mejor año en lo profesional ni en lo económico… pero lo peor fue que no me importó. Fui feliz a pesar de los peros. A pesar de todo. De hecho, me sentí mal por haberme quejado tanto antes. En 2018 quiero ser más agradecida, más consciente de lo afortunada que soy. Quiero abrazar el agradecimiento como una fuerza positiva que guíe mis días, mi humor, mis acciones y mis relaciones con los demás… porque el balance es muy positivo.

2017: MI año

2017: MI año

Quiero dedicarme más momentos para mí. Porque sí. Para reflexionar, para disfrutar de una buena peli. Intentar no ir con tantas prisas.

Este año fui MEGA organizada. No me dejé nada por fuera. Hice millones de cosas y se me olvidaron muy poquitas. Retomé agenda y -lápiz y papel- hice decenas a la vez. Me hice fuerte. Me demostré que era capaz.

Eso sí, tuve muchísima ayuda. Mucha más de la nunca imagine y la acepté. Aunque parezca increíble. Yo, que siempre había tenido problemas para recibirla.

Me comprometí y decidí avanzar. En algo fui consecuente: quería centrarme en vivir el amor, refugiarme en él. Y lo hice.

2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

Como pasa con todos los momentos cruciales de nuestra vida, por otra parte, también tuve la oportunidad de analizar mucho. Reflexioné sobre quiénes estaban en mi vida, quiénes no, y por qué. Me acerqué más a mucha gente. Recibí detalles increíbles de las personas más inesperadas. Pero, también, me alejé de otras. En algunos casos lo siento, en otros no. ¨Decir adiós, es crecer¨, decía Cerati. Aún hay casos que estoy valorando.

Eliminé fotos, comencé a utilizar mis redes de otra manera. Tanto trabajar en la red me ha llevado a nuevas reflexiones sobre la privacidad, la falta de atención… Abrí nuevas ventanas de análisis.

  • Vi poco las noticias. No quise empañarme. De hecho, me metí de cabeza este año en el mundo de la ficción. Comencé a ver series, ahora sí, en serio. Vi un montón.
  • Me puse histérica con el final repentino de Sense 8.
  • Comenzamos a ver Juego de Tronos. Estoy aterrorizada con la humanidad.
  • Descubrí la maravilla de Grace and Frankie. Me reí hasta más no poder.
  • Escribí demasiado. Artículos, artículos y más artículos. Traducción: sigo trabajando mucho y ganando poco.
  • A los golpes aprendí a ser un poco más eficiente. (Aunque aún lo estoy perfeccionando)
  • Dejé atrás a la adicta al trabajo que era.
  • Envié invitaciones de boda a muchos lugares. Me sentí inmensamente afortunada de contar con gente querida en tantos lugares del mundo.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Nacieron los hijos de amigos y de primos. Cada vez somos más.
  • Nos reunimos con mucha gente con la excusa de entregar invitaciones de boda. Fue maravilloso.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Me regalaron flores. Las disfruté.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Celebramos San Valentín en Sacedón, un pueblo en el medio de la nada, y fue de lo más divertido que hemos hecho. En una noche éramos los reyes del bar.
  • Recibí la noticia de que iba a ser tía por segunda vez.
  • Reuní un montón de postales llenas de amor para Nacho. Pude sorprenderlo en su cumple y verlo disfrutar de tanto cariño.
  • Celebramos luego en un rincón muy luminoso de Toledo. ¡Viva Margarita bonita!
  • ¡Cumplí 30! Y me sentí fabulosa. No sólo tuve como regalos la compañía de amigos de allá y de aquí, de familia; sino que hasta me picaron una torta desde Venezuela.
  • Fui a un taller de wedding planning. Brindé porque ya teníamos todo organizado.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Viví intensamente la moda de los unicornios.
  • Fuimos a un restaurante muy bonito en nuestro aniversario. Acabamos la noche bebiendo más Guinness, como siempre.
  • Pasamos fines de semana enteros trabajando por nuestra boda, llenos de mucha ilusión. Dibujamos, diseñamos, decidimos, bailamos.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Aprendí a bordar en una noche viendo tutoriales de Youtube.
  • Disfruté mucho ser ¨La Novia¨.
  • Bebimos muchas cervezas. Nos regalaron varias botellas de cava y vinos… y ron… y chocolates.
  • Me tomé muchos selfies con Paula. O más bien se los tomó ella con mi teléfono 🙂 Celebramos sus dos patitos y preparamos su fiesta con mucha ilusión.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Hice un millón de manualidades.
  • Se intensificaron la crisis y las protestas en Venezuela. Dolió mucho. Pasé mucha angustia, miedo, noches sin dormir. El horror tocó muy de cerca a nuestra gente, a mi gente. Y nada de eso era comparable con lo que ellos estaban viviendo, con lo que viven día a día. Me sentí mal, triste, impotente. Se burlaron de nosotros una y otra vez. Murieron muchos inocentes, a otros les quitaron la vida en la cárcel. Ha sido muy duro ver lo lejos que estamos de una solución.
  • Murieron muchas esperanzas.
  • De entre todas esas cenizas, nos aferramos a la boda. La vivimos, la usamos como comodín para no perder las sonrisas.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Fuimos a la Sierra. Asumí que no soy una chica de montaña.
  • Vi al fin el carrillón de Ciudad Real.
  • Un cliente me bajó el trabajo. Me sentí subestimada de nuevo y entendí que era mi responsabilidad. No he estado comunicando adecuadamente lo que hago ni lo que puedo hacer.
  • Fuimos a Chiclana a la prueba de menú de la boda. Allí empezó la celebración.
  • Vi por primera vez el Estrecho de Gibraltar. Me impactó.
  • Pude participar en una sorpresa de cumple para María Elena.
  • Celebramos un día de las Madres muy especial de copas y terracitas.
  • No nos perdimos las fiestas de San Isidro.
  • Nacho y yo tuvimos muchas citas. Las valoramos cada vez más.
  • Intenté conseguir nuevos clientes y adelantar trabajo. Lo di todo.
  • Reconocí la biblioteca como nuevo lugar de trabajo. Fue mi nueva oficina por varios meses. Valoré el silencio. Recuperé un poco de mi concentración.
  • Invertí un montón de tiempo en muchas propuestas que nunca se concretaron. De hecho, me robaron una. Fue desgastante.
  • Reflexioné. Me rendí en algún sentido y decidí cambiar de rumbo. (varias veces)
  • Conocimos a nuevas partners que nos abrieron nuevas posibilidades. Me metí en un nuevo mundo. Estudié.
  • Sin darme cuenta, creamos una nueva metodología de trabajo. La presentamos. Aún estamos esperando algún proyecto que nos sirva para probarla. Fue emocionante.
  • Este año sí que sí, Nacho y yo nos lanzamos a por más terracitas de verano.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Tuve mi despedida de soltera. Hicieron mucho por mí. Me emocioné y me divertí mucho.
  • Aprendimos una coreografía al ritmo de Madonna y por un día fui una auténtica pin-up.
  • Caminé disfrazada de marinera por Lavapiés.
  • Cerré el bar con mis hermanas argentinas. Fue una noche increíble.
  • Llegó Lorena. Comenzaron los reencuentros.
  • Me organizaron una despedida de soltera por Skype. Fue en la que peor me emborraché.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Nos regalaron un curso de buceo. Nos preparamos.
  • Estudiamos juntos para un examen y -de nuevo- aprendí de lo práctico que es Nacho nuevas lecciones. ¡Sacamos la mejor nota!
  • Lloré de miedo al imaginarme buceando en el mar.
  • Hicimos nuestras primeras inmersiones en Cartagena, una ciudad preciosa en la que comimos riquísimo.
  • Tuve un ataque de pánico a ocho metros de profundidad. Lo superé y seguí.
  • Nos certificamos.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Conocimos gente nueva.
  • Pedimos room service.
  • Este verano fui menos veces a la piscina que otros años, pero las veces que fui fueron memorables. Aprendí a equilibrar.
  • Perdí 12 kilos y un montón de peso, en general.
  • Fuimos a un bar y metimos los pies en la arena.
  • Tuve mi primera prueba de vestido. Lorena llevó una botella de cava y bailé con él. Teresa lo dejó todo para ir a verme.
  • Me organizaron una segunda despedida de soltera.
  • Tuve que cumplir retos que me enviaron amigas de todos lados. Fue MUY divertido.
  • Pasé la mitad de la noche subida a la tarima de un bar.
  • Me topé con otras novias por la calle que se casaban el mismo día que yo.
  • Fuimos a la boda de Kata y Ángel. Bailamos hasta el amanecer.
  • Nos escapamos a Mallorca. Fue un fin de semana increíble.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Después de tres años sin verlo, pude reencontrarme con mi Carlos Luis. Quedé atónita con lo que ha crecido. No me podía creer su voz, lo alto que está. Todo parecía un sueño. Paseamos, fuimos a museos, hasta nos dio tiempo de tener las típicas discusiones de hermanos.
  • Nos cancelaron el vuelo de mi papá y Xiomara para la boda. Angustia. Conseguimos nuevos billetes y por semanas enteras tuve pesadillas de que no podían venir. La situación del país nos explotaba en la cara. Me di cuenta de que cualquier otra cosa que pasara en la boda era mínima e insignificante ante la posibilidad de no tenerlos aquí. Recé.
  • Llegó Dani y pude volver a estar con mis hermanos, los dos motores de mi vida.
  • Vimos a Dani a correr un coche en un circuito.
  • Salí a correr al parque. Sí, yo. Varias veces.
  • Nos fuimos a la Pandorga. Acosté a mis dos hermanos menores.
  • Contra viento y mareas, llegaron mi papá y Xiomara. El abrazo fue hermoso y eterno. ¡Al fin estábamos todos juntos!
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Xiomara me hizo un vestido. Junto a mi papá, nos llenaron la casa de regalos bonitos.
  • Fueron días de paseos, comidas en familia, conversas, amor, risas. ¡Todo lo verdaderamente importante!
  • Fuimos a Ávila. Nos impresionó su muralla.
  • Nació Alejandro, nuestro segundo sobri. Es una cosita hermosa.
  • Fuimos a Toledo todos juntos. La pasamos tan bien que tuvimos que atravesar la ciudad corriendo para agarrar el último bus de vuelta.
  • Vimos un concierto de gospel y salimos bailando entre el público con unos chinos al ritmo de ¨Oh, happy day¨.
  • Seguimos preparando cosas para la boda.
  • Llegaron Lenu y Edu. Pude recibirlos en el aeropuerto.
  • Paseamos por las calles, los museos; tomamos birras; hicimos compras; hablamos hasta más no poder.
  • Busqué mi vestido de novia. El día estaba radiante.
  • Arrancamos rumbo a la boda.
  • Paramos en Córdoba. Nos enamoró.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Jugamos en los chorros de la calle.
  • Comimos comida venezolana hasta en Córdoba.
  • Cantamos y bailamos flamenco sin tener ni idea.
  • ¡Llegamos a Chiclana!
  • Lucimos las mejores caras de felicidad e ilusión posibles.
  • Terminamos de preparar los últimos detalles.
  • Fuimos a Tarifa. Pasamos un día hermoso en playa de Bolonia.
  • El peluquero me embarcó. Fue lo mejor.
  • En el aeropuerto me esperaron Maried y Lorena vestidas de my bride squad.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Comenzó a llegar todo el mundo. Recibimos a TANTOS amigos que es imposible nombrarlos a todos.
  • Pasamos el día en la piscina entre abrazos, cervezas y risas. Me sentía en Higuerote de nuevo.
  • Llegó Andrea.
  • Conocí a Sofía. Jugué con ella en la playa y es de las cosas más impresionantes que me han pasado este año.
  • Me reencontré con mis primos favoritos.
  • Nos fuimos de pre boda. Bailamos toda la noche.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Acabamos en la playa elevando al cielo los mejores deseos de nuestros amigos. Fue una sorpresa hermosa.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Preparé mis cosas de novia en un lugar soñado.
  • Siguió llegando gente.
  • Por unos días, salíamos de la habitación y todo era gente conocida, risas, encuentros y amor.
  • Llegaron Anto y Ricky. Me rehusé a acostarme temprano.
  • ¡Llegó el día! Lo disfruté como la que más. Cada segundo fue maravilloso.
  • Me levanté con el corazón acelerado.
  • Estuve lista antes de tiempo. Hasta pude ponerme la tele.
  • Salí de la mano de mi padre al ¨altar¨ y aún hoy me preguntó cómo fue que hice eso, si realmente pasó.
  • Viví la emoción de mis hermanos, los nervios de mi mami y Xiomara, la felicidad de mi papá.
  • Vi al hombre de mi vida. Resplandeciente. Guapo no, lo siguiente. Ahí, esperándome.
  • Nos emocionamos hasta las lágrimas con las palabras de nuestros hermanos.
  • Disfrutamos de la brisa, de la vista, de la música, de las risas, de la comida.
  • Aunque aún no me lo creo del todo… ¡Nos casamos!
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Nos besamos sin miedo ni pudor.
  • Repartimos abrazos y besos.
  • Bailamos la meduza.
  • Me vi tentada a deshacerme de la cola de mi vestido y dejarla tirada en algún basurero por el camino.
  • Bailamos de todo.
  • No paramos de repetirnos que queríamos casarnos otra vez y hacer otra fiesta así. Todo valió la pena.
  • Hicimos un baile oficial. (Cuando nos dio la gana)
  • Comimos arepas a las 5 de la mañana. Nos olvidamos del Fotomatón.
  • Cerramos la discoteca y pedimos unos chupitos para llevar.
  • Intentamos bajar a la playa con los últimos supervivientes pero no llegamos.
  • Acosté a mi amiga -en su cama- colándome por la terraza de su habitación- con el vestido de novia intacto.
  • Nos acostamos casi a las 9 de la mañana.
  • Tuvimos la mejor mañana de bodas.
  • Fuimos recuperando poco a poco las prendas, los recuerdos, las historias.
  • Y la mejor tarde, en la playa, rodeados de amigos y familia.
  • Repasamos cada detalle. Nos enteramos de un montón de chismes.
  • Lamentamos no haber comido los helados.
  • Casi volvemos a amanecer rodeados de amigos y ron.
  • Comenzaron las despedidas. Valoramos aún más cada momento.
  • Volvimos a Madrid y consentimos a la familia en todo lo que pudimos.
  • Intenté alargar los días.
  • No pude evitar que llegaran las despedidas más duras.
  • Nos fuimos de viaje de novios, diciendo adiós a la familia. Tuve que despedirme de ellos abrazando la esperanza de reencontrarnos pronto. Recé otra vez.
  • Dejamos planes en el tintero.
  • Vivimos la mejor luna de miel.
  • Hice los viajes más largos de la historia.
  • Madrugamos un montón.
  • Me impresionó Dubai.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Disfrutamos de Sidney. Cenamos cheese cake. Conocí a los pingüinos.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Vimos el Uluru desde el avión, en el medio del desierto. Cenamos en el medio de la nada y vimos las constelaciones del sur.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Intentamos superar acentos raros.
  • Buceamos en la Gran Barrera de Coral. Vimos un tiburón enorme.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Conocimos sitios preciosos.
  • Dormimos todo el día en Adelaida y sólo salimos para tomar vino.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Vimos canguros, leones marinos y equidnas en Kangaroo Island.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Viajamos en aviones grandes y en otros muy pequeñitos.
  • Nos encantó Melbourne. Tuvimos una sobredosis de chocolate.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Pasamos cinco horas divertidas en Auckland.
  • ¡Conocimos la Polinesia Francesa!
  • Nos deslumbramos viendo los azules desde el cielo.
  • Nos bañamos en aguas cálidas y hundimos los pies en la arena.
  • Nos perdimos una tarde en Tahití.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Nos emborrachamos en Moorea.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Amamos nuestra casita en Bora Bora.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Vimos montones de peces y nadamos con tiburones en Tikehau.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Los Ángeles nos conquistó. Tuvimos una cita increíble y bebimos unas margaritas gigantes. Prometimos volver.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Tuvimos jet lag.
  • Se nos fue el verano pero agradecimos el mar.
  • Me mudé con Nacho. He ido aprendido a llamar a esa ¨nuestra casa¨. No ha sido fácil, pero lo he intentado.
  • Mi familia creció mucho.
  • Intenté adaptarme a los nuevos espacios.
  • Pasé muchos días con mi Antonella y los disfruté al máximo. Hasta pudimos volver a trabajar juntas.
  • Vimos Stranger Things II.
  • Hablando de Stranger Things, conocí la Thermomix.
  • Vimos el circo del sol.
  • Hice un par de scape rooms. Logramos salir.
  • Nos llevamos a Anto a Ciudad Real.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Fuimos a muchos cumples de amigos.
  • Me volví una adicta a las pestañas.
  • Guardamos el secreto de una pedida de mano. Ahora que ya se sabe, lo puedo decir: ¡tenemos boda el año que viene!
  • Fui a una despedida de soltera coleada.
  • Tomé demasiados chupitos. Tuve mucha resaca.
  • Se fue mi Anto. Lloré mucho.
  • Todo el año: Comí mucho más saludable. Abracé mis ensaladas de desayuno y aprendí a leer lo que mi cuerpo quiere y necesita comer.
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Me tomé mi tiempo para desayunar.
  • Hice mucho más ejercicio. Busqué un montón de rutinas nuevas. (También por momentos me aburrí y lo dejé)
2017: MI año

Foto: Yacarlí Carreño

  • Probamos nuevos helados.
  • Comencé a escribir sobre Navidad.
  • Cumplí un año escribiendo de moda.
  • Cambie mis rutinas mil veces (y lo sigo haciendo).
  • Mi muela siguió jodiendo.
  • Me afiancé en mis rutinas de belleza de novia, que los años no pasan en vano.
  • Organicé mejor el armario. Aún no termino de mudarme.
  • Cociné muchas recetas nuevas.
  • Jugué un montón a la casita.
  • Puse la Navidad el 18 de noviembre.
  • Fui consciente de la necesidad que tengo de mantener ciertas tradiciones y de crear nuevas.
  • Me puse muy triste de pensar en lo que serían estas navidades en Venezuela.
  • Celebramos el primer cumple de Kano.
  • Hicimos la nueva web de GMD.
  • Tuve muchas más reuniones este año.
  • Hice un primer esfuerzo por retomar la lectura.
  • Conseguí un nuevo proyecto para acabar el año.
  • Mucha gente me dijo que quería trabajar conmigo. Vamos a ver si es verdad.
  • No actualicé este blog. Aún no sé qué camino tomar.
  • Me invitaron a una primera comida de empresa en España.
  • Acompañé a Nacho a un par de inauguraciones de obras. Cada día lo admiro más.
  • Me di cuenta de que es posible enamorarme más, cada día.
2017: MI año

2017: MI año

  • Estoy agarrándole el gusto muy rápido a la convivencia.
  • Me sentí un poco menos incómoda con el frío.
  • He sido aún más feliz en Madrid.
  • Pasamos una Navidad hermosa, en familia. No estamos todos físicamente, pero sé que pronto lo estaremos.
  • Recibimos muchísimos más regalos de los que imaginamos.

2017 será sin duda un año para agradecer. Espero que 2018 me lo permita, de muchas maneras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s